Loca Academia de Vaders tiene el honor de reconocerle a La Guardia Civil su entrega y dedicación durante este año 2011 que hemos concluido, el año en el que El Cuerpo ha demostrado su capacidad para combatir El Mal. Nunca nadie nos había protegido así de los villanos, ni siquiera la Academia había llevado a cabo una misión tan rotunda como la emprendida por estos benefactores de la humanidad.

SGAEregistro2_thumb3

 Miembros del Cuerpo en pleno registro de la Sede del Mal

Guardia_Civil_SGAE_thumb6

Coche patrulla. Reflejo de uno de nuestros héroes frente a la Sede del Mal

Sí, amigos; la Academia envidia este éxito. Habéis desenmascarado a unos malos que, además de forrarse a nuestra costa, nos insultaban por no poder saquearnos más, dominados como estaban por una avaricia desmesurada. Aún recuerdo con náuseas y convulsiones varias, aquella ocasión en la que los poderosos enviaron a unos esbirros millonarios, engalanados todos ellos con prendas de nobles tejidos y finos abalorios, a montar un pollo en el terreno de la gente normal -o sea, la puta calle- pretendiendo convencernos de que se estaban muriendo de hambre ¡por nuestra culpa! Pero no habéis caído en su trampa; habéis protegido al pueblo llano en vez de a los poderosos, y no como esos vendidos del FBI. ¡Cuánto tendrían que aprender de vosotros!

En Loca Academia de Vaders ya habíamos alabado alguna de vuestras virtudes, pero hemos caído en la cuenta de que fuimos poco generosos. Arrepentidos como estamos, nos hemos propuesto compensaros convirtiendo vuestra profesión en la más prestigiosa de la historia, que os lo merecéis ¡qué coño! Si seguís unas sencillas indicaciones conseguiremos que los jóvenes pierdan el culo por pertenecer al Cuerpo; acudirán a alistarse de forma masiva, ya lo veréis. Y no pararemos hasta que le hagáis sombra al mismísimo FBI, esos blanditos que van de traje y en las pelis americanas pretenden quitarle los casos guays a la policía. ¡Siempre van ahí a fastidiar, los tíos! Que ni respetan la cinta amarilla ésa ni nada.

Bien, pues ésta es la estrategia que hemos diseñado para que El Cuerpo alcance la gloria que tanto merece y continúe con su labor de apartar El Mal de nuestras vidas: 

1.- . HACER UN LLAMAMIENTO EN VUESTRA WEB.

De momento son sólo ideas, pero podríais utilizar algo similar a esto:

Gcivil

Al grano. Directo y efectivo. ¿Quién querría ser futbolista pudiendo hacer a cosas como ésta?

Teddy-el-lute-001_thumb3

El Teddy: camina o revienta

Lo estoy viendo: hordas deseosas de formar parte de El Cuerpo corriendo al cuartelillo.

2.- MANIPULAR AL GOBIERNO PARA QUE OS AYUDE.

Convencer al gobierno puede parecer una tarea difícil, pero con los argumentos adecuados no podrá resistirse. Lo que hay que hacer es presentárselo como la manera perfecta para acabar con el paro y, de un solo golpe, asegurarse de que los nuevos curritos no les van a montar una huelga. ¡Toma ya!

3.- DARLE ESPERANZA A LOS CIUDADANOS.

Esperanza, eso es lo que necesitan en este mundo podrido. Si os presentáis como nuestros salvadores, toda madre querrá que su niño sea Guardia Civil. ¡Anda que no iban a presumir! Sin embargo, para causar el mismo efecto en los padres tendréis que utilizar otros argumentos. ¿Qué tal la posibilidad de volver a poner de moda el bigote? De ser así, es bastante probable que los varones terminen abandonando, por fin, la idea ésa de depilarse los huevos. ¡No habrá padre que no contemple esto con buenos ojos! Y os lo digo de corazón: no os podéis imaginar lo que supondría semejante aportación para la humanidad y, si me apuráis, para la perpetuación de nuestra especie.

Y esta es toda nuestra estrategia (por el momento). La hemos estudiado a fondo y creemos en ella, igual que creemos en vosotros. Por favor, seguid estos pasos. ¿Quién sabe de cuántos malos más podréis librarnos en el futuro?

Anuncios