Queridos amigos del MIF (Mundo de Ilusión y Fantasía):

Vuelvo a dirigirme a vosotros como continuación de la carta de ayer, en la que os describía el ambiente de preocupación que se respira en la Academia por el uso enfermizo del lenguaje políticamente correcto y que, por más que nos pese, representa una amenaza para que prospere cualquier iniciativa que pudiera surgir del 15M.

Una vez tratado el tema del lenguaje como herramienta impuesta por los poderosos para evitar sublevaciones del populacho, la Academia ha decidido acudir al rescate de vuestra moral, muy solidaria y encomiable en apariencia pero, en realidad, moldeada al gusto de los malos para que os preocupéis por cosas que no les molesten. Lo que quiero decir es: 

Que os han convertido en hooligans de las actitudes consideradas políticamente correctas para que os entretengáis con asuntos que no interfieran en sus sucios planes.

Son perversos. La Academia no era consciente de hasta qué punto se lo han estado currando, pero estos días han sido tan fructíferos para nosotros que podemos desenmascarar su estrategia diabólica; y todo gracias a vosotros. Vamos a ello:

– Os han inculcado ese sistema asambleario demencial, que no permite llegar a acuerdos que prosperen de forma eficiente. ¿Qué es eso de que hay que llegar al consenso? ¿quién ha decidido que una mayoría no es suficiente? ¿por qué tiene que hablar todo el mundo que quiera sí o sí? ¿es que el tiempo no es un factor a tener en cuenta? Tenemos prisa porque no podemos permitir que el movimiento languidezca. Es mucho lo que nos jugamos y una oportunidad así hay que aprovecharla, aunque ello implique que alguien no pueda hablar un día. Es un pequeño sacrificio que deberíamos estar dispuestos a hacer por el bien común. ¿Acaso hay algo más solidario que el sacrificio propio por el bien del conjunto?

– Si alguien en la asamblea del barrio o del pueblo toma la palabra para proponer que se peguen carteles con papel reciclado o ecológico (1), debería ser ignorado e incluso recriminado por hacer perder el tiempo a los demás. La mayoría de la gente está sacando los carteles de donde puede, probablemente de sus propios puestos de trabajo. Entendemos que preocuparse por estas cosas está muy bien, pero ¿realmente creéis que es el momento adecuado? No me imagino a Agustina de Aragón proponiéndoles a los maños que tuvieran cuidado de no pisar las flores. Pero claro, ella no había sido adiestrada por el enemigo francés a través de la LOGSE.

– Si alguien en la asamblea del barrio o del pueblo toma la palabra para proponer que los dos portavoces que se elijan deben ser un hombre y una mujer (1), debería ser abucheado. ¿Motivos? Los mismos que en el párrafo anterior. Es el colmo del absurdo y representa a la oscura sombra del poder sobre nosotros.

(1) Basado en hechos reales. Visto con estos ojitos.

– Las comisiones de trabajo. Organizarse está muy bien, pero alguien está decidiendo hacer comisiones de trabajo para lo primero que se le ocurre. Esto resta eficacia y consume recursos que deberíamos utilizar en acciones básicas. No sé cómo lo veréis, pero a mí me recuerda bastante al funcionamiento de cierto videojuego. Me refiero a Los Sims

Los sims

Las múltiples comisiones de trabajo vistas por la Academia

En resumen:

No debemos entretenernos con las cuestiones a las que nos ha acostumbrado el poder. ¡Eso es lo que quieren! Si después de leer los argumentos de la Academia aún crees que debes aprovechar este movimiento para demandar papel reciclado, la igualdad entre hombres y mujeres, la prohibición de los toros, de las nucleares o te planteas la existencia de la monarquía, tú no estás buscando soluciones urgentes para lo que se nos viene encima. O puede que estés tratando de evitar que esto prospere, claro. Visto lo visto, se puede decir que nos acercamos peligrosamente a algo muy parecido a esto, que tanta gracia nos hacía porque nos parecía ridículo:

Asambleas muy similares a las nuestras

Sin embargo, desde el Lado Oscuro seguimos teniendo esperanza y lucharemos por rescatar a cualquier persona del Mundo de Ilusión y Fantasía (MIF). Si hay alguien intentando que esto no prospere, lo está haciendo desde ahí dentro, sin duda.

Un abrazo,

Mara Jade Garland

Vader y políticamente incorrecta

Anuncios