Sí, ya lo sabemos. Pero hoy vamos a exponer aquí un ejemplo carísimo que afecta a un gran número de población de éste, nuestro malogrado país.

En España existe una cantidad desorbitada de personas que, con mucho esfuerzo, han conseguido adquirir una vivienda a través de un préstamo hipotecario con una entidad financiera. Pero se da una circunstancia de lo más peculiar: si en un momento dado el “hipotecado” no puede hacer frente al pago del préstamo, la entrega de la vivienda no será suficiente para cancelarlo. Es curioso, sobre todo porque es la propia entidad financiera la que se encarga de tasar el valor del bien inmueble, es decir, que ellos mismos establecen el valor que tiene el piso que te vas a comprar. Pero la banca en España nunca está satisfecha; por eso, no sólo se quedará con tu vivienda, sino que seguirá reclamándote una deuda que, evidentemente, supondrá tu más absoluta ruina.

Esta práctica abusiva no se da en otros países. Por ejemplo, sabemos que en Estados Unidos se llegó a recomendar no hipotecarse en España, al considerarlo una práctica de alto riesgo que podría derivar en la ruina absoluta del inversor.

Señores Hipotecados, ahora viene lo gordo. Prepárense para ver una de las muestras más rastreras de desfachatez y servilismo hacia la banca de esas marionetas que tenemos tienen por gobernantes:

Fotocasa

Fuente: fotocasa.es

Pueden ver la noticia completa haciendo click aquí.

Pues sí: el 23 de febrero de 2011 (o sea, hace 3 meses) nuestros amiguitos del PP y del PSOE rechazaron cambiar esta situación que tanto iba a perjudicar los intereses del amigo Botín y compañía.

¿Ha oído usted algo al respecto? ¿Se lo han contado por la tele? ¿Lo la leído en el periódico? Probablemente no. Por aquel entonces, servidora estaba al tanto de este asunto y no daba crédito de lo que veía: algo que debería ser portada de todos los periódicos y noticia de apertura de cualquier telediario, era ninguneado por los medios. A cambio, se dedicaron a bombardearnos más que nunca con el aniversario del intento de golpe de estado del 23-F, algo que, por más que lo intenten, ni es una noticia a estas alturas ni aporta nada nuevo respecto al año pasado, al anterior, al anterior y al anterior.

Así que ya lo sabe: si es usted uno de esos millones de “hipotecados” pero su simpatía hacia el PP o el PSOE le obliga a votarlos para evitar que “el otro” gane, a quien está votando usted es a la banca. Está votando al enemigo, a los delincuentes que nos han metido en esto y cuyo saqueo tenemos que pagar.

Anuncios