Año 2030 en el Imperio. La supremacía del Real Madrid y del Fútbol Club Barcelona prevalece en todas las competiciones deportivas desde hace algunos años, alternándose estos dos clubes las victorias campeonato tras campeonato. Ya no conciben ser derrotados por otros equipos de fútbol; sólo uno de ellos puede proclamarse vencedor en todos los campos y los aficionados deportivos así lo han asumido, sin recordar a estas alturas que, en tiempos no tan lejanos, otros clubes cosecharon grandes éxitos.

A esta situación de poder compartido no se ha llegado de la noche a la mañana. Real Madrid y Barcelona -eternos rivales históricos- han ido acometiendo a lo largo del tiempo diversas acciones para asegurar su dominio frente a los demás. Un ejemplo claro es lo sucedido hace algunos años tras la demolición del estadio Vicente Calderón. Este acontecimiento marcó un punto de inflexión, pues entre los escombros se hallaron restos del material que, según parece, utilizaba el Frente Atlético para amedrentar a las aficiones rivales visitantes. Los comentaristas deportivos lo trataron como un escándalo monumental, ya que ese descubrimiento desvelaba -para estupor de los aficionados- que el propio club había estado permitiendo la entrada de objetos peligrosos en el estadio por parte del Frente Atlético. A pesar de que se realizaron numerosas detenciones, llegando a condenar a casi todos los cabecillas del Frente Atlético y a los integrantes que habían cometido un gran número de fechorías, todos los medios de comunicación hablaban de que el Atleti tenía una afición de mierda y que el mundo del deporte no podía consentir que los clubes de fútbol dieran alas al vandalismo de sus hinchas. En los bares, de vez en cuando, se oía alguna voz que apuntaba que esta práctica también era habitual en el Santiago Bernabéu y en el Camp Nou, pero por entonces ya casi nadie frecuentaba los bares porque acababan de prohibir la entrada de personas con la raja del culo sin depilar.

Las reacciones no se hicieron esperar y se comenzó a especular con una posible ilegalización del Atleti, considerado el brazo futbolístico del Frente Atlético. Fue así como Real Madrid y Barcelona, aparcando momentáneamente su rivalidad,  firmaron un pacto en el que se recogían una serie de medidas para evitar que entraran en competición los clubes futbolísticos con aficiones violentas. No vieron necesario que otros clubes suscribieran este pacto, no fueran a ponerse tiquismiquis con tontunas de inconstitucionalidad y otras minucias. Además, se daba por hecho que ellos eran los únicos que tenían legitimidad para velar por el bien del deporte nacional y que éste, y no otro, era su único interés. A partir de este momento el Atlético de Madrid se convirtió en ilegal.

Pero volvamos a la actualidad, al año 2030. El Deportivo de la Coruña y el Valencia llevan años sin ganar un solo partido en casa. El desastre es tal que ya no consiguen un solo patrocinador. Por eso, y por respeto a ambas aficiones, deciden hacer una coalición de ambos equipos. Han formado V.I.L.D.U. (Valencianistas Irrumpiendo en la Liga con Deportivistas Unidos) y piensan participar en la competición con esas siglas.

Sin embargo, Real Madrid y Barcelona, que últimamente han ganado en Riazor y en Mestalla incluso con los equipos infantiles, no quieren perder su hegemonía en esas tierras y se las apañan para que la LFP (Liga de Fútbol Profesional) estudie si hay evidencias de que VILDU sea una tapadera para que el Atleti vuelva a participar. La LFP se pronunció el otro día y decidió ilegalizar VILDU aduciendo los siguientes motivos que los vinculaban directamente con el Atleti:

– El hermano de un jugador de VILDU estuvo jugando en los alevines del Atleti.

– El primo de la sirvienta de otro jugador trabajó como encofrador en las obras de soterramiento de la M-30 (allá por 2004) ¡y a menos de 3 Km del Vicente Calderón!

– La familia de la ex-mujer de otro jugador compró una finca en Los Ángeles de San Rafael a través de la inmobiliaria Gilmar.

– En el registro realizado en la residencia de otro jugador, se encontraron varios libros de la serie ¿Dónde está Wally?

Wally

– Pudo probarse que varios jugadores acostumbran a utilizar colchones para dormir.

– A otro jugador se le decomisaron varios discos de Joaquín Sabina ¡originales!

Y así sucesivamente.

El fallo de la LFP no fue bien recibido por VILDU; por ello presentaron un recurso ante la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) quien, dado el comienzo inminente de la liga, debe pronunciarse antes de las 00:00 horas de hoy. Veremos qué ocurre. Por su parte Real Madrid y Barcelona, así como sus respectivas aficiones, esperan que la RFEF confirme la decisión de la LFP, ya que les aseguraría grandes éxitos en Mestalla y Riazor al no encontrar rival. No obstante, VILDU ha anunciado que si la RFEF no revoca esta decisión, acudirá a la UEFA o a la FIFA, quienes, en caso de dar la razón a VILDU, podrían impugnar esta liga de fútbol y todos sus resultados. Como ven, el tema está que arde.

Otros clubes de fútbol distintos al Real Madrid y al Barcelona, han manifestado su disconformidad con la ilegalización de VILDU. Quizás tengan presente ese refrán que dice “cuando las barbas de tu vecino veas pelar, echa las tuyas a remojar”. No sé, pero pueden consultar más información aquí.

Anuncios