En Loca Academia de Vaders somos así de chulos: ¿por qué íbamos a contar a primeros de año las cosas que ocurrieron el año anterior? Pues, para empezar, porque no somos tan pesados como los de la tele. Además, ¿qué sentido tendría para la Academia semejante vulgaridad? Por eso lo contaremos ahora; pero no nos centraremos en las noticias “importantes”, que eso ya lo hicieron otros. La Academia les recordará algunas cosas que ocurrieron en 2010 y que nadie ha vuelto a mencionar:

  • Se anuncia el cierre de El Bulli en febrero. Una semana después, se quema el Mugaritz, en San Sebastián, considerado el 4º mejor restaurante del mundo.

¿Esto es una cocina? Amosanda!!!

¿Pero qué cojones va a ser esto una cocina? ¡Por Dios!

 Mugaritz_quemao

¡Ah, bueno! Esto está mucho mejor. Si tenía perolas y todo (guardadas, eso sí)

Podemos decir que 2010 fue un año peculiar para la horda de cocineros superestrella, pues pocos meses después de lo del Mugaritz ¡va y se quema la cocina del hotel Ritz, en Madrid! Pero tanta desgracia junta acabó dándoles una alegría, ya que a primeros de 2011 falleció su archienemigo Santi Santamaría, el único cocinero con estrellas Michelín que tenía michelines, es decir, el único cocinero con estrellas Michelín que podía ser de fiar (¿desde cuando es normal que un cocinero no esté gordo?).

  • Marta Etura gana el goya a la mejor actriz de reparto por su intensísimo papel en Celda 211, donde aparece en una escena haciendo la compra y en otra tocándose la barriga. Como en todas las empresas: siempre se lleva los méritos el que menos hace.
  • Facebook se convierte en la última herramienta policial para detener etarras. En sus perfiles actuaban como cualquiera: eran forofos de la roja y no tenían ningún problema con exponer su vida diaria al resto del mundo. Probablemente se harían fotos poniendo cara de zorrita que se lo va a comer todo para que sus amiguitos pudieran verlas. Como cualquiera, vaya.
  • En Francia y España se difunde un video en el que aparecen cinco presuntos etarras haciendo la compra en un Carrefour francés. Resultan ser bomberos catalanes que estaban de vacaciones. ¡Pero por Dios! ¿Cómo es posible esa confusión? ¡Los bomberos suelen estar buenos! Además, ¿no se fijaron en que carecían del rasgo identificativo más característico, es decir, en ese flequillo tan… tan así?   
  • Ricky Martin reconoce públicamente su homosexualidad –quién lo iba a decir.
  • En París, un simpatizante de ETA se cae del Arco del Triunfo mientras intenta colgar una pancarta sobre la muerte de Jon Anza. El intrépido escalador, que cae desde una altura de 10 metros, resulta herido de gravedad, con lesiones severas en el cráneo y los tobillos. Rescate activistaPero vamos a ver… ahora los chavales se crían celebrando su cumpleaños en piscinas de bolas y juegan en parques cuyo suelo está recubierto de corcho. Este chico debería haberse puesto casco, rodilleras y coderas, que ya no estamos acostumbrados al salvajismo de antaño. Qué arco del triunfo ni qué niño muerto. Si lo hubiera hecho yo, que viví una infancia de ésas que teníamos antes, cuando nos dejaban hacer locuras como, por ejemplo, jugar por la calle ¡sin padres!, pues vale. Pero estas generaciones de ahora que no han visto una costra ni en fotos, ¿qué se creen? ¿que el suelo de verdad es también de corcho? Lo que hacíamos nosotros sí que era entrenamiento militar, y no esto. 
  • En abril se divulga un video de un tipo pegándole una paliza a otro en el metro de Madrid. Lo curioso del video es, una vez más, la reacción del resto de ocupantes del vagón, sin intención de intervenir e incluso apartándose. Vuelve a demostrarse que somos unos mierdas, por si no quedaba claro.
  • Muere Jordi Estadella. Sólo nos queda Mayra y tiene cáncer.
  • Detienen a Carlos Javier Rojas, cuyo nombre artístico es “El Hijo de Satán”, por estafar varios miles de euros a algunas personas con su actividad de santero. ¿Pero por qué él es un estafador y Rappel no? ¿y los de las cremas anticelulíticas, qué? ¿acaso no se dedican a lo mismo? Los estafados, en opinión de la Academia, forman parte de la selección natural de la especie; por tanto, este hombre simplemente debería darse de alta y pagar sus impuestos, como si se tratara de ROC.
Anuncios