En Loca Academia de Vaders siempre nos hemos distinguido de otras academias de villanos por nuestros intentos, fallidos hasta ahora, de formar un comando organizado de alumnos dispuestos a dar un golpe en un banco (o en varios, tampoco es cuestión de escatimar recursos para tan noble fin). Este propósito nos ha llevado a realizar numerosos estudios sobre el funcionamiento neuronal y patológico de los mercenarios individuos que, de una forma u otra, perciben un salario a cambio de la prestación de servicios en un banco. Uno de los aspectos que llamaron nuestra atención fue la indumentaria habitual que, tradicionalmente, lucían sus integrantes, hecho que nos llevó a extrapolar conclusiones hacia otras profesiones. Por tanto, Loca Academia de Vaders analizará hoy EL USO DEL TRAJE EN ALGUNAS PROFESIONES Y SU REPERCUSIÓN SOCIAL Y ECONÓMICA:

Traje

(Nota para las féminas: extiéndase el término traje a su/s equivalente/s femeninos. El amplio abanico de posibilidades que nos permite el condicionamiento social para vestirnos en modo buena presencia, nos ha obligado a centrarnos en la clásica indumentaria masculina para llevar a cabo este estudio).

—————————————————————————————————–

PROFESIÓN “DE TRAJE” = PROFESIÓN INÚTIL

Las profesiones que llevan implícito el uso de traje no aportan nada real a la comunidad. Todas ellas se basan en necesidades ficticias; eso sí, la propia sociedad se ha encargado de crear dichas necesidades convenientemente. Veamos algunos ejemplos:

– BANCOS.- En los bancos no se desempeñan tareas útiles. Gente que cobra por tener nuestro dinero, mmm… no lo veo, no. ¿Qué mierda es ésta? ¿Cómo han podido convencernos de que es necesario que alguien nos guarde la pasta y pueda jugar con ella? Pues lo han hecho ¡ya lo creo! Disfrazados en modo buena presencia para que nos fiemos de ellos, ¡nos la han colado! Si se vistieran con ropa de mercadillo estaríamos un poco más recelosos y, a lo mejor, no consumiríamos su producto. Pero lo consumimos y así nos luce el pelo, claro. Se montan una crisis ¡y ni siquiera van a la cárcel! De hecho, algunos incluso salen por la tele como si fueran ciudadanos respetables ¡y se les da credibilidad!

mario-conde

 

– AGENTES DE SEGUROS.- ¿Seguros? ¿Son necesarios los seguros? Claro que no. ¿De qué me sirve a mí darle la pasta a un tipo por si le ocurre algo a un bien de mi propiedad? Joer, yo puedo guardar la misma pasta en un calcetín para el mismo fin, por Dios, y el tipo ése ¡que trabaje como cualquier hijo de vecino! Los conozco bien: he formado parte de su mundillo inútil.

agente seguros   Atentos a la cara de cordero degollao para convencer a esta pareja de incautos

– GESTORÍAS.- Son empresillas que se dedican a hacer lo que podrías hacer tú mismo, sólo que ellos te cobran. Alucinante.

– INMOBILIARIAS.- Su función es la de poner un anuncio en el segundamano por ti. Te cobran por ello y te obligan a tener la exclusividad de la venta para que no se la quiten otras agencias. 

– EL CORTE INGLÉS.- Nadie con un mínimo de conocimiento iría allí a comprar, por ejemplo, algún componente informático. Los dependientes –garrulos con traje, yo he sido uno de ellos- no suelen tener ni puta idea de lo que están vendiendo. Dejarse asesorar por ellos puede ser catastrófico. Lo mejor, las tiendas pequeñas donde los dependientes sudan la camiseta, no llevan traje y, por tanto, pueden arrastrarse por el suelo para mover cables si es necesario.

– POLÍTICOS.- Su labor es asegurar que todos los sectores del traje sigan funcionando.

CONCLUSIONES SOBRE LOS VENDEDORES

Existen dos tipos de vendedores:

a) Los que venden productos necesarios: ajos, tomates, pan, etc. No les hace falta llevar traje porque el producto es bueno de por sí (útil y real). Venden cosas, no necesitan vender una imagen.

b) Los que venden cosas inútiles: seguros, planes de pensiones, adosados, etc. Tienen que convencerte de que eres un mierda, un infraser con ojos, y ellos no. Por eso llevan traje, para que veas lo bien que les va (supuestos triunfadores conocedores y consumidores de su producto). Si lo que ofrecen fuera realmente necesario, no llevarían traje.

 

 POR SI AÚN NO TE HEMOS CONVENCIDO

A continuación, pasamos a enumerar algunas profesiones tan útiles como ajenas al nauseabundo sector del traje:

– BASUREROS.- ¡Qué decir de ellos! Nunca podremos agradecerles lo suficiente su labor.

– POCEROS.- Ahora usan robots y microcámaras. Además de prestar un servicio útil a la ciudadanía, últimamente molan.

– AGRICULTORES/GANADEROS.- Vale, es cierto que se pasan el día en el bar, pero es que no necesitan currar más.

– LOS QUE ASFALTAN LAS CARRETERAS EN VERANO.- Todo para que los de los trajes puedan conducir temerariamente su BMW.

– LA GUARDIA CIVIL.- Para pillar a los de los BMW y ponerles un multazo que se giñen. Si se ponen tontos, pueden llevarlos al cuartelillo y, al día siguiente, sacarles unas fotos con pinta de zarrapastrosos.

– TALLERES DE COCHES.- Para poner a punto los BMW de los de los trajes.

– BOMBEROS.- Para sacar con la radial lo que queda del tipo con traje del BMW por no haberse cruzado a tiempo con la guardia civil.

– SANIDAD.- Por ejemplo los del SAMUR, que intentarían reanimar lo que han sacado los bomberos del resto del BMW.

– TABERNEROS.- Permiten que basureros, poceros, agricultores/ganaderos, los que asfaltan las carreteras en verano, la guardia civil, los de los talleres de coches, los bomberos y los de sanidad se relajen tras haber cumplido con sus cometidos útiles.

 

Anuncios