Ayer, día en el que la selección desfiló por Madrid con la copa del mundo, Loca Academia de Vaders salió brevemente a la calle para realizar el trabajo de campo pertinente, sacando las siguientes conclusiones:

  1. No es que la bandera haya dejado de ser patrimonio de la derecha, es que la derecha ya no la siente como propia. Ahora reniegan de ella, tal y como me demostró el Padre Karras –mi estanquero fan del hercúleo Aznar- que me confesó su repulsión hacia toda esa gente portadora de banderas y decidió que lo más lógico era sacar la camiseta del Atleti.
  2. Mari la de Chambao, Bebe, Macaco y Melendi están bien jodidos porque su querido Lavapiés se ha convertido en un reducto del fascismo inundado de banderas españolas. Todos los negros, chinos y moros de las tiendas, que hasta hoy formaban parte de su paraíso multicultural de buenrollismo, se están haciendo de oro vendiendo camisetas de la selección y banderas a destajo, signo inequívoco de que Jiménez Losantos tenía razón: son gentuza que ha venido aquí a quitarles el trabajo a los españoles. Ya no les van a dejar nunca más hacer de extra gratis para sus videoclips de mierda mestizos. A partir de ahora, o pagan con la pasta que han ganado con las camisetas o sacan a gente de Albacete, como Iniesta, aunque haya que pagarlos.
  3. Por primera vez he estado a punto de comprarle algo a mi Paki. Me ha visto, se ha acercado a mí, me ha puesto en la cara unas rosas de plástico rojas y amarillas y me ha dicho: “Eh, cómprame hoy, que éstas no dan alergia”. Me ha enternecido que recordara el truco sucio con el que intento disuadirlo siempre. Qué cabroncete.
  4. He llegado una hora tarde a trabajar y no ha pasado nada. Una vez allí, he cometido una cagada y me he excusado diciendo “jo, es que hoy no es día, de verdad”. Esa frase ha levantado carcajadas y han surgido tantos signos de complicidad que todo ha quedado en que soy muy simpática y muy espontánea. Increíble.
  5. Las tiendas Vader de ropa están vacías, a pesar de ser temporada de rebajas.
  6. No han puesto Sálvame en la tele.
  7. Todas las tradicionales guerras de cifras de asistentes a las manifestaciones se han ido a la mierda. Si dicen que en esta concentración ha habido 500.000 personas, es que en la manifestación más grande que haya habido en Madrid se concentraron, como mucho, 500 personas, digan lo que digan. Ya no podrán volver a tomarnos el pelo con sus millones de manifestantes.
  8. La Sra. Garland no me ha llamado hoy para decirme que no la llamo nunca.
  9. Manolo Escobar deja a la altura del betún a Bisbal y Bustamante con un solo tema. Ellos, postrados a los pies de Manolo, intentan salir en la toma. Los rizos de Bisbal no pueden competir con esa calva española. Bisbal enrabietado porque no son sus tirabuzones los que se veneran, son los de Puyol.
  10. No ha habido cojones a hacer huelga de metro hoy.
Anuncios