Almejas marinera SIMONE

 ¿Quitarles una de las conchas? ¿¿Qué?? Degustar unas almejas tullidas supondría tal humillación que yo apenas me atrevería a hacer lo que realmente me gusta de este plato: la pesca de almejas submarinas. Bueno, por eso y porque al sujetar la misma concha que va a pescar las almejas, tendría que meter los dedos en la salsa y, si me apuráis, incluso la manga. Simone, ¿por qué nos quitas el agarrador? ¿cómo vamos a encontrar los tesoros del fondo? De todas formas se agradece que hayas especificado en esos tímidos paréntesis que la concha a retirar es la vacía.

Obviando el pequeño detalle de la mutilación de las conchas, en Loca Academia de Vaders decidimos probar suerte con el resto de pautas a seguir en esta receta, obteniendo el siguiente resultado:

ALMEJAS salsa verde

Es decir, algo parecido a unas almejas en salsa verde (muy ricas también, qué duda cabe, pero en salsa verde).

Después de tantos años apareciendo un nombre erróneo en la receta nº 686 del manual de Simone, Loca Academia de Vaders se ve obligada a publicar aquí una auténtica receta de almejas a la marinera cuya salsa, como bien sabemos todos, no es verde, sino rojiza.

ALMEJAS A LA MARINERA (versión abuela Sith):

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo (sin cebolla. ¿Cuándo has visto llorar a una vader?).
  • 1 cucharada sopera de harina.
  • 1 cucharadita de pimentón.
  • 1 cucharada de tomate frito (opcional. Tampoco hace falta).
  • 1 vasito de vino blanco.
  • 1 vaso de agua.
  • Sal.
  • Las almejas, claro.

Elaboración:

Lo primero que hay que hacer es dejar las almejas en remojo con agua y sal para lavarlas, tal y como comienza Simone su receta.

Picamos el ajo y lo rehogamos en una sartén con aceite. Cuando empiece a dorarse, incorporamos la cucharada de harina y, después de darle unas vueltas, añadimos el pimentón y el tomate frito, si es que hemos decidido hacer uso de éste.

Es el momento de regar este mejunje con el vino blanco. Le damos un hervor para que reduzca un poco e incorporamos el agua y la sal. Cuando comience a hervir añadimos las almejas, las mezclamos bien con la salsa y  esperamos a que se hayan abierto todas.

 

almejas_marinera 

 Y eso es todo. Rojas y bivalvas, como tienen que ser.

Del zumo de limón tan necesario para Simone no quiero ni hablar, que me dan escalofríos. Ni que fuera murciana, pijo.

Y es que no hay duda: ella nunca estuvo allí.

Anuncios