… tomando la píldora y 7 de descanso. O de lo que ahora mismo debe estar arrepintiéndose no haber hecho la mamá de nuestra amiga Samantha Villar quien, en un alarde de profesionalidad y rigor periodístico, se ha visto involucrada en un robo de chatarra.  Si seguís el enlace, os ruego que centréis vuestra atención en la foto. Podréis comprobar la pinta de angelito que tiene el acompañante de Samantha. Y es que ¿quién podría desconfiar de él?

En Loca Academia de Vaders estamos muy sensibilizadas con esta conspiración que, sin duda, alguien está llevando a cabo contra nuestra querida Samantha. No podemos permitir que nadie desacredite la labor de esta gran profesional de la información. Por todo ello, y tras comprobar hasta dónde es capaz de llegar esta valiente, hemos elaborado un listado de futuribles reportajes a llevar a cabo por la única, intrépida y audaz Samantha Villar:

*** 21 días sin lavarse los dientes ***

Café, tabaco, nueces, altramuces, calamares en su tinta, cobre… Durante 21 días, la dentadura de Samantha nos servirá como instrumento para averiguar las consecuencias de la ausencia de dentífrico ante el impacto reiterativo de ciertos productos. Microcámaras de última generación nos mostrarán cómo se van desarrollando las bacterias a tiempo real, mientras una cuidada selección de los mejores especialistas en odontología (encabezada por el único dentista que no recomienda el chicle sin azúcar), nos irá explicando de qué manera comienza a desarrollarse el sarro sobre la dentadura de Samantha, así como otras patologías igual de interesantes como son la gengivitis, el linfoma maligno o la periodontitis.

*** 21 días sin cagar ***

Mucho más difícil que el ya emitido “21 días sin comer” ¡qué paradoja! ¿verdad? Samantha podrá valerse de cualquier tipo de astringente (lácteos, manzanas, plátanos, arroz…) para conseguir su objetivo. ¿Aguantará hasta el día 21? ¡Seguro que ella puede!

*** 21 días sin tirar de la cadena ***

Este experimento tendrá que llevarlo a cabo nada más finalizar el anterior. Tras cada deposición de Samantha, un selecto equipo de expertos Pachulistas reconocerá y filmará el estado del interior del inodoro, describiéndonos concienzudamente todas las sensaciones que un olfato a prueba de bombas como el suyo percibe. Este reportaje, además, intentará concienciar a la sociedad sobre la importancia del ahorro de agua.

*** 21 días, 21 centímetros ***

Podremos ver a Samantha introducirse diferentes objetos por cada uno de los orificios de su cuerpo, con un incremento de longitud de 1 cm por día. El último día del reportaje recibirá una interesante visita. Lo verá todo muy negro.

*** 21 días sin eyacular ***

Un grupo de varones atados de pies y manos convivirá 21 días con nuestra protagonista. Samantha tendrá que someterlos a todo tipo de estímulos, pero ellos tratarán de evitar la eyaculación a toda costa. Las poluciones nocturnas serán castigadas con la muerte; las demás, simplemente supondrán la expulsión inmediata del individuo. Un equipo de experimentados neurólogos dirigido por el Dr. Foreman (que ya conocerá a Samantha gracias al reportaje anterior), medirá los daños cerebrales que se irán desencadenando en nuestros chicos. Será divertido. Los voluntarios saldrán de allí muertos o con camisa de fuerza.

*** 21 días, 21 gramos. El fin de Samantha ***

El primer día del reportaje, Samantha recibirá una noticia que todos viviremos en directo:  en un plazo de 21 días será ajusticiada ante las cámaras. ¿Cómo se lo tomará? ¿Primará su insinto de supervivencia o la posibilidad de hacer un gran reportaje? ¿A qué dedicará sus últimos 21 días?

Anuncios