Diciembre de 2008. Puente de la Constitución. Esta vez le tocaba hacernos la visita de rigor a Alhuerto quien, por fin, nos traería a su chica. Reconozco que teníamos bastante predisposición a que Silvi nos cayera bien, quizás por aquello de que a un buen amigo le deseas lo mejor, claro, pero el caso es que ella superó todas nuestras expectativas. Era guapa pero sencilla, se adaptaba bien a cualquier situación, era la primera en soltar una barbaridad y, sobre todo, tenía una sonrisa magnífica que mostraba con una facilidad pasmosa. Imagino que sabréis algo sobre la infinita maldad femenina, ¿verdad? Pues a nosotras también nos suena. Silvi era estupenda, no teníamos más remedio que matarla.

Ataviadas con nuestro Vaderforme de invierno (recordad que era Diciembre, joer, que es la primera palabra de esta entradilla) y dispuestas para sembrar el terror, les llevamos al que entonces era nuestro terreno, el Karaoke Infernal, donde solíamos pedir piezas de Raffaella Carrá y Paloma San Basilio con el ánimo de molestar a las hordas de fans de Héroes del Silencio. Era el escenario perfecto. Esa noche no cantaríamos.

A Zam le encantan las matanzas. En la imagen podemos verla entrar en trance mientras demuestra su maestría en el manejo de la espada láser.

A Zam le encantan las matanzas y siempre se las toma muy en serio. En la imagen podemos verla en pleno éxtasis mientras demuestra su maestría en el manejo de la espada láser.

Mara Jade procede a amordazar a Silvi. Por su parte, Zam aprovecha para quemarla, aunque sólo sea el jersey.

Mara Jade procede a amordazar a Silvi. Por su parte, Zam aprovecha para quemarla, aunque sólo sea el jersey.

Es el momento. Silvi está despistada y Zam no desaprovecha ninguna ocasión para matar. Su mirada sádica nos revela su sed de venganza.

Es el momento. Silvi está despistada y Zam no desaprovecha ninguna ocasión para matar. Su mirada sádica nos revela su sed de venganza.

¿Y si la sacamos de aquí con los ojos tapados y la abandonamos a su suerte en Serrano, ese barrio repleto de maleantes?  - ¡Vale!

¿Y si la sacamos de aquí con los ojos tapados y la abandonamos a su suerte en Las Barranquillas? - ¡Vale!

Mara Jade estrangula a Silvi. Mientras, Zam descubre que el crimen está siendo fotografiado y no duda un segundo en regalarle al fotógrafo una de sus sonrisas. Puede que sea asesina, sí, pero eso no es excusa para dejar de ser fotogénica.

Mara Jade estrangula a Silvi. Mientras, Zam descubre que el crimen está siendo fotografiado y no duda un segundo en regalarle al fotógrafo una de sus sonrisas. Puede que sea asesina, sí, pero eso no es excusa para dejar de ser fotogénica.

… pero Silvi es muy lista. Viendo peligrar su vida decidió aplicar la máxima de “si no puedes con ellos, únete a ellos”. Nos propuso acompañarnos a dar un golpe en el Karaoke Infernal. Con eso nos ganó. La adoptamos de inmediato.

Mara Jade da instrucciones sobre la estrategia a seguir durante el atraco. Silvi y Zam escuchan atentas, aunque Zam no puede evitar reírse: esa lección la ha oído taaaantas veces...

Mara Jade da instrucciones sobre la estrategia a seguir durante el atraco, señalando sobre plano la posición que deberá ocupar cada una. Silvi y Zam escuchan atentas, aunque esta última no puede evitar reírse: esta lección la ha oído taaaantas veces...

Anuncios