… y me van a llover hostias como panes.

Amigos madrileños: lo que van a leer a continuación puede herir su sensibilidad en lo más hondo de sus entrañas. La autora de esta serie de entradas, aun intentando ser lo más respetuosa posible con algunas de las peculiares costumbres que ustedes tienen, no debe faltar a la verdad, por más que le pese. Este documento-denuncia no trata de polemizar, sino de abrirles los ojos e intentar hacerles comprender que sus extrañas e incomprensibles manías costumbres no son universales.

Vivir en Madrid tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, supongo que como en cualquier otro sitio, pero ahora toca centrarse en las malas. Como presentación, y a modo de facilitar la comprensión de esta queja, los lectores deben saber que me encanta comer (a ver si van a creer ustedes que este culazo me ha salido por la gracia de Dios) y no soporto sentirme timada cuando pretendo disfrutar de una buena comida, dejando de lado las connotaciones sexuales que muy bien podrían incluirse aquí. Por otro lado, el hecho de convivir con madrileños a veces conlleva soportar ciertos aires de superioridad de algunos individuos cuando se refieren a costumbres de otros lugares. Muchas veces se equivocan, yo lo sé, pero ellos no admiten que algo que se haga en Madrid de forma distinta al resto del mundo pueda ser erróneo. Imposible; para ellos es el resto del mundo quien se equivoca. Por todo ello, preparada para ser apaleada hasta la muerte, hoy comienzo un monográfico en LADV donde desvelaré las cosas que más me joden de vivir en Madrid:

1.- EL ALIOLI EN MADRID NO ES ALL I OLI, ES OTRA COSA.

All i oli, o como lo ha llamado siempre la parte albaceteño-valenciano-alicantina de mi familia: ajoaceite.

alli-oliDe una forma u otra su nombre indica cláramente que se compone de ajo y aceite. Algunas personas hacen un poco de trampa añadiendo una yema de huevo para que resulte más fácil ligarlo, hecho totalmente comprensible dado lo cansado que acaba uno de dar vueltas y más vueltas en el mortero, elemento absolutamente imprescindible en la elaboración. Para más información sobre la receta aconsejo leer esta entrada de mi amiga Katanga, alliolera por excelencia del reino.

allioliLa salsa va ligando y debe quedar así, si es que no se te corta. Que esto suceda es bastante habitual, hecho que ha llevado al desarrollo de las más diversas (y a veces disparatadas) teorías: que si no puedes hacerlo si estás con la regla, que si no puedes cambiar el sentido del giro de la maza, que si no puedes parar hasta finalizar, que si hay luna llena no sale… en fin, creo que no se sabe con certeza, pero el caso es que hay gente a la que le sale y gente a la que no. Yo soy de estas últimas.

¿Y qué nos encontramos en Madrid?

alioli_madridA este plato, típica tapa de bar, le llaman patatas alioli. Cágate lorito. Son unas patatas cocidas mezcladas con una salsa compuesta por mayonesa, tropezones de ajo y perejil. Cualquier parecido con la realidad es… ¿ninguno?. Yo no digo que estén buenas o malas, sólo me jode que llamen allioli a esa salsa cuando no tiene nada que ver con él.

Pero lo que me parece más patético de este tema es la respuesta del 90% de los madrileños cuando expones tu queja. Ellos aseguran ¡casi juran! que el allioli es esa vulgar imitación. En alguna ocasión han llegado a tomarme por loca cuando he dicho que el all i oli es otra cosa. Hagan la prueba: cojan al primer madrileño que tengan a mano y pregúntenle qué ingredientes lleva el all i oli y después cuéntenme el resultado. Me interesa especialmente su reacción cuando ustedes intenten sacarles de su error. Estoy convencida de que debemos cambiar el nombre de la salsa falsa para honrar al verdadero all i oli, y para ello la gente debe conocer la verdad.

Nota de la autora: me consta que a esta salsa falsa se le llama también all i oli en otros puntos de la geografía española. Yo hablo de Madrid porque es lo que conozco y, por qué no decirlo, porque es lo que me afecta directamente al no poder pedir nunca all i oli en un bar, ya que me ponen esta falsificación. Paremos esto o el all i oli desaparecerá en beneficio de la mayonesa con tropezones de ajo y perejil.

Próximamente en Madrid is different… que lo desvele Alhuerto, que intuyo que lo sabe (pero no desveles mucho, porfa. Con el nombre del alimento vale).

Anuncios