Últimamente es habitual oir por el Imperio la siguiente expresión por parte de algunos individuos:

¿Vale?

Históricamente la citada expresión se venía utilizando para asegurarnos de que nuestro interlocutor estaba conforme con alguna proposición que le habíamos hecho:

– “Voy al baño y luego me cuentas tu maquiavélico plan para acabar con el género masculino ¿vale?”

A lo que se podía contestar con un “Ah, vale, guay”. Y con un simple “vale” como respuesta, el receptor del mensaje mostraba su conformidad. Eso era todo sobre “¿vale?”. Tenía su función y, como cualquier pregunta, precisaba una respuesta.

Pero ahora, queridos Padawans… ahora la galaxia está repleta de seres que usan esta expresión en vano, sin ningún tipo de coherencia. Los distinguireis porque la sueltan constantemente en su discurso:

Blablabla blablabla ¿vale? blablablabla ¿vale? blablablabla ¿vale? blablabla ¿vale?

Curiosamente, en esos cuatro “¿vale?” el emisor no espera oir ningún “vale” respuesta del receptor. ¿Entonces para qué le sirven? ¿pa qué pregunta?.

Lo mismo los sueltan contándote su vida…

“Fui a comprar tabaco ¿vale?. El estanquero me dijo que había vuelto a subir ¿vale?. Pensé en matarle ¿vale?, pero el sable de luz se había fundido”.

… que explicándote algo que tú desconoces:

“Compras un fluorescente en Tatooine Merlin ¿vale?. Abres la tapa lateral del sable de luz ¿vale?. Extraes el fluorescente fundido con cuidado de no quemarte ¿vale?. Lo sustituyes por el nuevo ¿vale?. Le das al botón de “ON” ¿vale?… “

En el primer caso el individuo validador peca de agresivo en su exposición de los hechos, y no porque haya pensado en perpetrar un asesinato completamente justificado, sino por el vale constante. En el segundo caso peca de listillo, ya que su vale continuado nos transmite que el tipo está completamente seguro de que somos gilipollas, y tiene que asegurarse de que hemos comprendido cada frase que ha compuesto su ingenioso cerebro. Resulta de un pedante tan insoportable que dan ganas de abofetearle.

Queridos amiguitos, debemos acabar con esta plaga cada vez más frecuente. No podemos consentir ni que sean agresivos con nosotros ni que nos tomen por gilipollas. Como los usuarios validadores son ya una plaga, matarlos a todos sería un trabajo demasiado duro para nosotras, así que propongo un ataque mucho más sutil: contestar a todos los “¿vale?” que se nos pregunten con un “pos fale” o un “tss.. tendrá que valer” ¡a todos!

¿vale?

Anuncios