Cartas a personalidades


Queridos PPijos de mierda:

Os escribo estas líneas porque esta mañana he leído en un artículo de El Mundo que ayer montasteis un numerito en el Congreso.

20130314-0

Éste es el Artículo en cuestión. Sí, ya sé que está muy pequeño, pero ahora veremos con más detalle el breve relato de vuestra hazaña.

Quizás me tachéis de ingenua, queridos PPijos de mierda, pero os aseguro que cuando he leído lo del final de la penúltima columna y principio de la última, mi primer impulso ha sido el de no creer lo que ahí se relataba:

20130314-2.0

¡Le están desahuciando, como si fuera un piojoso cualquiera de ésos que nos votan, jajajajaja, ay que me desorino!

Eso es lo que queríais decir, ¿verdad, PPijos de mierda? Por eso os hace tanta gracia, porque tenéis bien claro que todos los que estáis ahí (y no me refiero solamente a vuestra bancada) pertenecéis a una especie distinta de la nuestra; no sois niños de papá -como lo ha sido siempre cualquier pijo como Dios manda- sois niños de partido; habéis crecido amamantados por el partido, que si un carguito de confianza por aquí, que si ahora me colocan en este hayuntamiento, que si ahora el partido me pone en tal o cual sitio, osea telojuro… Nunca habéis tenido un trabajo de verdad ni lo habéis tenido que buscar, caraduras, y aún así creéis representar al pueblo, cuando lo único (qué coño, voy a ponerlo en grande) ÚNICO que representáis son los intereses del partido que os da de comer con nuestro dinero y con el de los ricos que os alquilan en esa especie de prostíbulo que tenéis montado. Sinvergüenzas.

Dicen en este artículo y en otros que he visto después sobre este tema (por ejemplo éste) que IU considera que vuestras risas son una falta de respeto a Cayo Lara. Pues yo no lo veo así. A mí me parece una falta de respeto a toda la gente que está con el agua al cuello, amenazados por una ley  contraria a la normativa europea, por no poder pagar la letra de la hipoteca DE SU CASA, la casa en la que viven. Pero no me refiero a la casa en la que viven cuando van a esquiar, no. Para que me entendáis: que no tienen otra casa, leñe. Sé que os parecerá increíble, PPijos de mierda, pero muchos de los piojosos que os votamos tenemos una casa o ninguna. Alucinad.

¿Cuántos de vosotros habéis caído en la estafa organizada de las preferentes? Me gustaría saberlo, PPijos de mierda.

También se habla en estos artículos de que el líder de vuestra raza, Mariano Rajoy, está diciendo que “la dación en pago podría dañar sin remedio la garantía hipotecaria e impedir el acceso futuro a todas las familias a los préstamos hipotecarios”. Imagino que a partir de ahora la consigna que seguiréis para que la gente hable mal de la dación en pago será ésta:

La dación en pago os hará daño, piojosos votantes, porque con ella el banco nunca os querrá conceder la hipoteca que os ayude a creer que sois clase media. No enfadéis al banco, uuuuuh.

Pues ya os aviso: como yo nunca he podido hipotecarme  (afortunadamente), tengo bien claro que no soy clase media y voy a hacer lo posible por convencer a todo el que pueda de que tampoco lo es. ¡Pero bueno! ¿Qué mierda de consigna es ésa? Como si el banco fuera un hada madrina que nos concede el deseo de hipotecarnos. Eso sí, con unas reglas de juego que nos pueden arruinar la vida y que ni siquiera nos dan a conocer.

Acabo ya, PPijos de mierda, resumiendo el por qué de esta carta: esas risitas que os marcasteis ayer con lo de Cayo Lara yo no las interpreto como un insulto hacia él, sino como que os estáis choteando de nosotros en nuestra cara. Desde luego, es la prueba de lo poco identificados que os sentís con la gente que las está pasando putas, de la que sólo os acordáis cada cuatro años. Y por eso yo os maldigo.

Atentamente,

Mara Jade Garland

Clase baja

Sres. de El Mundo:

Loca Academia de Vaders ha recibido a varios grupos de personas exigiendo venganza. Al parecer, se encontraban bastante molestos con cierta publicación del pasado 27 de enero en la edición impresa de su periódico, en la que ridiculizaban –con fino humor, como viene siendo costumbre- el acta de votación del jurado popular en el asunto ése tan feo de Camps. Y la ridiculizaban por acumular faltas de ortografía, algo que ustedes consideraron tan importante como para que encabezara la portada:

2012-01-27

La palabra “fallo” y la polisemia en nuestro idioma. ¡Cuánta grandeza!

Habrán deducido que las personas vengativas que acudieron con este ejemplar de El Mundo a la Academia, compartían algo más que la virtud del que sabe esperar a ver caer a su enemigo. Así es: todos ellos se caracterizaban por las faltas de ortografía horrorosas que salen de sus bolis, algo de lo que, según nos comentaron, no se sentían nada orgullosos. Insistieron en que no necesitaban que ningún periódico de mierda (cito la expresión textual que utilizaron, ¿eh? No la vayan a tomar conmigo) se regodeara en esa carencia que tenían. Pero no se quedaron ahí, no. La enorme variedad de comentarios que surgieron durante la lectura comunal de las páginas interiores, nos obligan a resumirles lo más significativo:

pag.3sub

Página 3 (editorial).- La grandeza de la polisemia, otra vez; eso sí que es un buen "recurso”.


María del Mar, 62 años. Ama de casa.

O sea, que yo soy como los del jurado ése. Que como no sé de cosas de escribir ya no tengo capacidad de saber si un menda se ha comprado unos trajes o no. Amosqué… Pa chasco que el que ha escrito eso tenga que criar tres hijos como yo ¡con un solo sueldo! Eso sí que es complicado. Habría que ver cómo se arreglaba. Peor que yo seguro, no mamueles.


pag.10gral_low

Página 10. Vista general.


Página 10. Superior.


Tomás, 56 años. Agricultor.

¿Foreverqué? Mis cojones. Como enganche al que ha escrito esto le avío el hato. Ya vendrán llorando cuando llegue la invasión zombi, a ver quién es más listo entonces. Que yo tengo tres tierras y hambre no voy a pasar, ¿pero ellos? ¡Bah! Dejas a uno de éstos solo en la era y no sabe ni lo que recoger ni lo que sembrar, el gilipollas.


pag.10det02low

Página 10. Central.


Asunción, no dice la edad. Modista (para los listos sería “emprendedora”):

Si es que encima han estado golusmeando para saber quién es el de las faltas. Claro, para reírse en todo su careto. Que si llegan a enterarse lo mismo hasta lo sacrifican, pero no porque el tío se haya dejado comprar o porque esté cagao o porque quiera impedir que condenen a los que él vota, no, ¡qué va! lo sacrificarían por lo de las faltas; eso no lo perdonan. Pero luego los gilipollas no saben ni coserse un botón, eso es así. Pues anda que no me vienen a mí listos de éstos a que les coja el bajo de los pantalones, al remate.


Pues bien, hasta aquí los testimonios. Creemos que estos tres son bastante representativos de la jornada de indignación que vivimos.

Como comprenderán, estas personas no se conformaron con ser escuchadas ¡exigían venganza! Finalmente llegamos a un acuerdo que convenció a todas las partes:

Nuestros amables visitantes tuvieron noticia del Gabinete de Observación del Leísmo –departamento de reciente creación en Loca Academia de Vaders- cuyo cometido es ayudar a los miembros de la Academia a quitarse de este siniestro mal que acecha nuestra lengua. Gracias a su trabajo, muchos de nosotros estamos corrigiendo nuestra tendencia leísta, muy arraigada, normalmente, por motivos geográficos. Con el fin de hacernos practicar, este Gabinete suele encargarnos detectar leísmos en la prensa escrita, especialmente en las portadas, que es el sitio destacado donde, suponemos, los periodistas ponen más cuidado en cada palabra. ¿Sabían ustedes, señores de El Mundo, que para nosotros son una mina? Los leísmos pertinaces de sus portadas nos hacen aprender un montón sobre cómo no debemos escribir ¡y eso que ustedes se ganan la vida con eso! Tanto es así que hemos bautizado esas prácticas como “Mundo Leísta”. ¿No me creen? Miren, miren: algunas portadas suyas corregidas, tal y como han hecho ustedes con el acta.


Portada08-01_lowLeismo08-01

El Mundo, lunes 1 de agosto de 2011


Portada 09-08lowLeismo09-08

El Mundo, jueves 8 de septiembre de 2011


Portada09-17lowLeismo09-17

El Mundo, sábado 17 de septiembre de 2011


Portada10-25lowLeismo10-25

El Mundo, martes 25 de octubre de 2011


Y ésta de hoy mismo:

Portada02-01low

Pie de foto:

Leismo02-01

El Mundo, miércoles 2 de febrero de 2012


Hombre… que en la Academia pequemos de leístas tiene un pase. Nadie nos paga por esforzarnos en estas cosas y total, para cuatro gatos que nos leen, tampoco podemos hacer mucho mal. Y aun así intentamos mantener unas formas, aunque a veces nos cueste. Pero ustedes… ustedes tienen muchísimos lectores. Un poco de cuidado con estas cosas nos vendría muy bien a los que leemos su periódico.

Sabemos que el leísmo no es una falta ortográfica y que la gravedad de su uso no se asoma –ni de lejos- a las barbaridades contenidas en el acta del jurado popular de Camps; pero en un periódico como el suyo, con una tirada diaria tan importante y con tantos titulados universitarios en plantilla, tenemos que considerarlo un fallo; término que, según parece, les ha gustado mucho para calificar el acta del jurado que han publicado. Por favor, señores de la prensa, tengan piedad; el tema del leísmo es muy complicado, ¡hagan que nosotros, simples lectores, adquiramos buenas prácticas lingüísticas siguiendo sus artículos !

Espero que nuestros agraviados visitantes se hayan visto vengados.

Atentamente,

Mara Jade Garland, leísta en rehabilitación

 


Pequeña actualización:

En la edición digital de El País colgaron un articulillo sobre el acta publicada por El Mundo, llevándose también las manos a la cabeza con sus carencias ortográficas aunque, la verdad, no parecía haber tanto ensañamiento. De todas formas, como no encontramos leísmos, tuvimos que dejarlo pasar.

Pero ¿cuál ha sido mi sorpresa cuando estaba a punto de publicar el post? Pues resulta que me encuentro con que en el Público de hoy (1 de febrero) hay una columna de opinión sobre el tema. En la edición impresa, por si lo queréis consultar, está en la página 9. Se trata de la breve columna de opinión “Traducción Inversa”, de Joan Garí, titulada “Las actas”. La reconoceréis porque es la que está cargada de leísmos. En la edición digital, podéis leerlo aquí. Aunque va, una imagen más tampoco se va a notar tanto. Venga, la cuelgo y así le pongo notas.

Columna de Joan Garí “Las actas”. Imagen extraída de la edición digital de Público.

JoanGari_Pub

Pero Joan… ¡a buena era has ido tú a poner el hato!

PD: Con qué pensáis me refiero a si es o no leísmo, no a si soy imbécil. ¡Eso ya lo sé!

Estimado y honrado gremio de decoradores de baños públicos:

Les escribo en nombre de Loca Academia de Vaders, una institución integrada mayoritariamente por individuos que hacen uso –y abuso- constante de los servicios de los bares. Nos dirigimos a ustedes porque nos preocupa mucho el cariz que están tomando sus creaciones ya que, no lo olvidemos, se encuentran permanentemente expuestas a las personas con ganas de orinar.

No tenemos ninguna queja sobre los servicios en general, pero hay un pequeño detalle que nos trae por la calle de la amargura: se trata de los carteles identificativos de los retretes. Ya saben, lo que siempre ha sido “señoras” o “caballeros” y ahora son una especie de museo de la creatividad. Hombre, por Dios, ¿no se dan cuenta de que nos están jodiendo? Si vamos al servicio, normalmente es bajo presión, con la urgencia del que no va a llegar. ¿Creen ustedes que es un momento adecuado para ponerse a resolver jeroglíficos? Supongo que conocerán esa incómoda sensación en la que la vejiga domina al cerebro. Pensar no es una opción, créanme.

No crean que exageramos. Para demostrarles la existencia de esta plaga de cartelería terrorista que se está apoderando de nuestros bares, les traemos pruebas irrefutables:

1.- Swimming. Bar de copas en Madrid.

Swimming

Visto así, desde la calidez que da la pantalla de ordenador y el posible baño de confianza cerca, podría no parecer para tanto, pero ¿y si nos encontramos a media luz y con unas cuantas cervezas?

2.- La Trastienda. Taberna en Madrid.

La_Trastienda

Menos mal que éstos al menos han puesto “nosotros” y “nosotras” en sus carteles. Pero seguro que en algún momento pensaron en dejar las botellas solitas, sin dar ni una explicación.

3.- Asturianos. Restaurante en Madrid.

Como las fotografías de las que disponemos no son muy buenas (la falta de espacio impidió sacar un encuadre adecuado), me he permitido la libertad de dibujarles estos servicios tal y como los recuerdo:

Asturianos_dibujo2

Imagínese en plena cena. Todo está buenísimo, pero la vejiga empieza a apretar. Cree que podrá aguantar hasta el postre (sobre todo porque no quiere perder bocado), pero en un momento dado se rinde: tiene que ir al servicio. Por supuesto, ya es demasiado tarde para tomárselo con tranquilidad. Tiene que entrar y tiene que hacerlo ya ¡y se encuentra con esto! ¿Cuál es la puerta correcta? ¿Dónde NO debe entrar usted? El día que descubrí estos servicios –diseñados por alguien que odia a la humanidad, evidentemente- fue un acompañante mío el que abandonó la mesa para ir al excusado. No tardó ni medio minuto en volver con las manos sosteniéndose el bajo vientre y cara de absoluto pánico. Entonces nos preguntó: ¿pero yo qué soy, cuadradito o triangulito?

¿Cómo pueden hacernos esto? ¿Creen que es fácil descifrar semejante enigma? Señores diseñadores de baños, esto ya ha degenerado demasiado. ¿No se creen mi dibujo? Bien, pues por si acaso es así, les mostraré alguna imagen de este baño:

Asturianos_HMBRS

Asturianos_E

¿Se han vuelto locos?

4.- Puli Rock. Morata de Tajuña.

Y por fin llegamos al último ejemplo. El Puli Rock es un garito al que merece la pena ir, pero cuando me entran las ganas de hacer pis, se lo juro, ¡¡yo no sé dónde me da más miedo entrar!!

Puli_hombres

Puli_mujeres

Señores decoradores de baños, espero que esta carta les estremezca lo suficiente como para que se sensibilicen con nosotros, los pobres usuarios de los baños públicos. Por favor, tengan piedad o conseguirán que se nos pudran los riñones. Que para desarrollar el ingenio podemos dedicarnos a otras actividades menos arriesgadas.

Suya atentamente,

Mara Jade Garland

Aunque mi filtro antispam funciona bastante bien, a veces se le escapa alguna cosilla. No es lo habitual, pero el mes pasado recibí un correo de una empresa de formación totalmente desconocida para mí. El título del correo era “Redes sociales y protección de datos, para padres”. Con ese título se vaticinaba lo peor, así que lo abrí inmediatamente. Y lo que me encontré fue esto (los subrayados cutres son míos):

Redes sociales1

Aviso SPAM

Espeluznante, ¿verdad? Una ocasión así no puede desaprovecharse, así que contesté al remitente inmediatamente:

___________________________________________________________________________________

>>De Mara Jade Garland para formación

Hola, no sé quién os ha proporcionado mi correo electrónico, pero como habéis tenido a bien escribirme, aprovecho esta oportunidad para contestaros:
Hacéis muy bien en sacarles la pasta a los padres, aprovechando que el 90% son imbéciles. Es genial que estén convencidos de que necesitan "ser enseñados" a ejercer de padres -o sea, que saben que son imbéciles-
Durante mi infancia, ni mis padres ni los padres de mis amigos habrían picado, claro. Pero eran otros tiempos en los que, si hacíamos algo mal, había muchas posibilidades de que nos cruzaran la cara.
Un saludo

________________________________________________________________________

Y ahora viene lo asombroso: a pesar de que en la primera línea de mi mail les avisaba de que yo no les había dado mi correo, que ellos sabrían de dónde lo habían sacado, van y me contestan… ¡¡cabreados!!

________________________________________________________________________

>>De formación para usuario

Estimada Mara
Si disponemos tu correo electrónico es porque alguna vez te inscribirías en nuestra plataforma, o eres cliente nuestro, por otro lado, nosotros en ningún momento pensamos que los padres como tu dices merezcan el calificativo que tu comentas, es más me parece que has pasado bastante la raya, ya que yo tengo hermanos de 12 años, y mis padres van a ir para poder conocer cuales son las mejores directrices, por que por suerte, no son de cruzar la cara, y en esta vida se está para mejorar.
La mentamos mucho que tengas esa impresión.
Un cordial saludo

___________________________________________________________________________________

Bueno, bueno, bueno… esto no me lo esperaba. Había entrado al trapo, ¡genial! Me cuenta su vida -que me importa una mierda, por cierto- para hacerme creer que sabe de lo que habla porque tiene hermanos de 12 años; pues vale. Pobrecitos. Y encima tiene los cojones de decir que YO me he pasado de la raya. No chaval, no. Aquí el que ha mandado SPAM eres tú, así que te contesto porque me da la gana, consciente de la bronca que te va a caer como tu jefe se entere de lo que estás haciendo, insensato.

____________________________________________________________________________________ 

>>De Mara Jade Garland para formación

Siento rectificarte, pero nunca me inscribí en vuestra plataforma ni sabía de su existencia. Tampoco soy cliente vuestro y nunca lo he sido, así que vosotros sabréis la forma en la que habéis llegado hasta mí. Lo que sí te puedo asegurar es que no ha sido con mi consentimiento.
Dicho esto, como comprenderás, me resulta sorprendente que "te parezca" que yo me he pasado de la raya, cuando he recibido un correo vuestro sin haberme inscrito en nada relacionado con vosotros. Tranquilo, que no tengo interés en polemizar. Sólo he aprovechado el contenido del curso -ya que me lo habéis mandado- en haceros llegar mi modesta opinión sobre el comportamiento de los padres de hoy en día, algo que creo que debería preocuparnos a todos.
No comparto que sea una suerte tener padres que no sean "de cruzar la cara". Es tu opinión y la respeto, claro. Los míos tampoco han sido "de cruzar la cara", por supuesto. No era esa la práctica habitual, ni muchísimo menos. Pero si han tenido que darme un guantazo, lo han hecho. Y eso no les convierte en unos psicópatas ni en unos maltratadores.
Un saludo

____________________________________________________________________________________

Y ahí acabó el intercambio de correos; supongo que alguien le puso las pilas por haberme contestado una vez, impidiéndome (¡lástima!) dar rienda suelta a mis más bajos instintos dialécticos.

Pero como tengo un blog intentaré saciarme aquí aunque, tengo que reconocerlo, ¡no es lo mismo, jolín!

Lo que más me llama la atención es eso de “es importante no traer a los niños, ya que se hablará de técnicas, que si ellos conocen ya no son tan eficaces”. O sea, que se trata más bien de un curso de espionaje, en plan “sí, sí, Alex, tú vete al ordenador que ya te pillaré luego”. ¡Qué mal gusto! Es la técnica de los radares de velocidad ocultos puestos en sitios estratégicos para pillar a todo el que pase.

No sé, pero quizás deberían plantearse que los niños no tienen por qué ser idiotas y que a lo mejor no es tan terrible que conozcan la realidad de las cosas. Sobre todo, lo que yo detecto es que la mayoría de los padres no se preocupan en entrenar a sus hijos para que sean capaces de responder lo más adecuadamente posible ante las situaciones con las que se puedan encontrar. Lo único que les preocupa es tenerlos protegidos bajo su ala, pero no se plantean que tienen que convertirse en seres autónomos y que, según van ganando en edad, deben ganar en experiencia, adquiriendo responsabilidades paulatinamente.

También me genera cierto asombro lo de “Conocimientos previos. No son necesarios”.

¡Hombre! ¡En un curso de redes sociales y protección de datos! Seguro que a esta empresa de formación le viene mucho mejor que no haya ningún conocimiento previo de lo que son las redes sociales, ni de internet ni de nada. Cuanto menos sepan, mejor. Así podrán contarles un montón de cosas sobre lo peligroso que es internet y que los niños están desprotegidísimos y tal y cual; que incluso pueden hacer cosas muy chungas que todos sabemos que son ilegales como, por ejemplo, bajarse canciones del Bisbal. Y los padres, que ya viven acojonados pensando que sus hijos -algunos ya con vello púbico- no pueden ir solos al cole porque hay gente mala que secuestra niños, ya tienen otro motivo más para impedir el desarrollo normal de los cachorros.

Por cierto, que me llama mucho la atención ese temor sobre la gente mala que secuestra niños en la calle, sobre todo teniendo en cuenta que España es uno de los países con el índice de criminalidad más bajo de la Unión Europea, y que nuestras Fuerzas de Seguridad son de las más eficaces resolviendo tinglaos chungos.

No me resisto; ya sé que he puesto un link que trata de eso, pero por si a alguien le apetece profundizar un poco más, he aquí el Estado comparativo de la situación de la delincuencia España-Europa de la Guardia Civil. De nada.

 

Queridos amigos del MIF (Mundo de Ilusión y Fantasía):

Vuelvo a dirigirme a vosotros como continuación de la carta de ayer, en la que os describía el ambiente de preocupación que se respira en la Academia por el uso enfermizo del lenguaje políticamente correcto y que, por más que nos pese, representa una amenaza para que prospere cualquier iniciativa que pudiera surgir del 15M.

Una vez tratado el tema del lenguaje como herramienta impuesta por los poderosos para evitar sublevaciones del populacho, la Academia ha decidido acudir al rescate de vuestra moral, muy solidaria y encomiable en apariencia pero, en realidad, moldeada al gusto de los malos para que os preocupéis por cosas que no les molesten. Lo que quiero decir es: 

Que os han convertido en hooligans de las actitudes consideradas políticamente correctas para que os entretengáis con asuntos que no interfieran en sus sucios planes.

Son perversos. La Academia no era consciente de hasta qué punto se lo han estado currando, pero estos días han sido tan fructíferos para nosotros que podemos desenmascarar su estrategia diabólica; y todo gracias a vosotros. Vamos a ello:

- Os han inculcado ese sistema asambleario demencial, que no permite llegar a acuerdos que prosperen de forma eficiente. ¿Qué es eso de que hay que llegar al consenso? ¿quién ha decidido que una mayoría no es suficiente? ¿por qué tiene que hablar todo el mundo que quiera sí o sí? ¿es que el tiempo no es un factor a tener en cuenta? Tenemos prisa porque no podemos permitir que el movimiento languidezca. Es mucho lo que nos jugamos y una oportunidad así hay que aprovecharla, aunque ello implique que alguien no pueda hablar un día. Es un pequeño sacrificio que deberíamos estar dispuestos a hacer por el bien común. ¿Acaso hay algo más solidario que el sacrificio propio por el bien del conjunto?

- Si alguien en la asamblea del barrio o del pueblo toma la palabra para proponer que se peguen carteles con papel reciclado o ecológico (1), debería ser ignorado e incluso recriminado por hacer perder el tiempo a los demás. La mayoría de la gente está sacando los carteles de donde puede, probablemente de sus propios puestos de trabajo. Entendemos que preocuparse por estas cosas está muy bien, pero ¿realmente creéis que es el momento adecuado? No me imagino a Agustina de Aragón proponiéndoles a los maños que tuvieran cuidado de no pisar las flores. Pero claro, ella no había sido adiestrada por el enemigo francés a través de la LOGSE.

- Si alguien en la asamblea del barrio o del pueblo toma la palabra para proponer que los dos portavoces que se elijan deben ser un hombre y una mujer (1), debería ser abucheado. ¿Motivos? Los mismos que en el párrafo anterior. Es el colmo del absurdo y representa a la oscura sombra del poder sobre nosotros.

(1) Basado en hechos reales. Visto con estos ojitos.

- Las comisiones de trabajo. Organizarse está muy bien, pero alguien está decidiendo hacer comisiones de trabajo para lo primero que se le ocurre. Esto resta eficacia y consume recursos que deberíamos utilizar en acciones básicas. No sé cómo lo veréis, pero a mí me recuerda bastante al funcionamiento de cierto videojuego. Me refiero a Los Sims

Los sims

Las múltiples comisiones de trabajo vistas por la Academia

En resumen:

No debemos entretenernos con las cuestiones a las que nos ha acostumbrado el poder. ¡Eso es lo que quieren! Si después de leer los argumentos de la Academia aún crees que debes aprovechar este movimiento para demandar papel reciclado, la igualdad entre hombres y mujeres, la prohibición de los toros, de las nucleares o te planteas la existencia de la monarquía, tú no estás buscando soluciones urgentes para lo que se nos viene encima. O puede que estés tratando de evitar que esto prospere, claro. Visto lo visto, se puede decir que nos acercamos peligrosamente a algo muy parecido a esto, que tanta gracia nos hacía porque nos parecía ridículo:

Asambleas muy similares a las nuestras

Sin embargo, desde el Lado Oscuro seguimos teniendo esperanza y lucharemos por rescatar a cualquier persona del Mundo de Ilusión y Fantasía (MIF). Si hay alguien intentando que esto no prospere, lo está haciendo desde ahí dentro, sin duda.

Un abrazo,

Mara Jade Garland

Vader y políticamente incorrecta

Estimadas criaturas del Mundo de Ilusión y Fantasía (MIF):

Os escribo en nombre de Loca Academia de Vaders, la academia que apuesta por restaurar la cordura en el Imperio formando a supervillanos dispuestos a dominarlo.

Esta misiva urgente tiene por objeto informaros de la inmensa tristeza que se palpa en el claustro de profesores, pues estos días de activismo feroz a consecuencia del 15M, han permitido que la Academia tome consciencia de lo inútil que ha sido su labor durante estos años.

Siempre nos ha costado trabajo ganar adeptos y aumentar el número de matriculados en cada curso, pero nunca sospechamos los verdaderos motivos. Gracias al movimiento 15M hemos sabido por qué:

Nos han castrado a nuestros padawan y los han desterrado al MIF, el Mundo de Ilusión y Fantasía (salvo honrosas y meritorias excepciones).

Lo han hecho muy bien, pues desde el Mundo de Ilusión y Fantasía es imposible que una revolución prospere. El poder tiene asegurada su hegemonía porque lleva años lobotomizando a las nuevas generaciones para que no sepan molestar. No os ofendáis, por favor. Lo que importa es que salgáis cuanto antes de ese mundo artificial y volváis a la vida. Entre todos podemos conseguirlo.

Con el fin de sacaros de ese pozo, la Academia ha dedicado estos días a recopilar toda la información posible sobre los lazos que os unen al Mundo de Ilusión y Fantasía. Hay que cortar esos lazos cuanto antes y, para ello, lo mejor es empezar por lo más llamativo:

Os han convertido en esclavos del lenguaje políticamente correcto.

¡Serán mamones! ¡Qué bien se lo han montado! Saben de sobra que esa forma de comunicaros os incapacita porque dificulta la comprensión, pues no va al grano. Además, las cosas deben ser llamadas por su nombre y no por el que han elegido los poderosos. En una revolución esto es vital.

A continuación, algunos ejemplos detectados durante estos días:

- Acciones para la diversidad funcional ——–> Si no perteneces al Mundo de Ilusión y Fantasía, puedes interpretar que se está hablando de repartir el trabajo entre varias personas dependiendo de las cualidades de cada uno. Por ejemplo, un grupo que se dedique a diseño gráfico, otro a la limpieza, otro a la cocina, otro a hablar con los medios… o sea, que hay diversidad funcional, ¿no? Pues, por lo visto, diversidad funcional significa minusvalía. Con este lenguaje es imposible entenderse.

- Duplicación del género en todas las palabras posibles ——–> ¿no creéis que queda un poco ridículo decir en voz alta que las banqueras y los banqueros son unas ladronas y unos ladrones? Lleváis toda la razón, pero el mensaje pierde fuerza. Hay que enardecer a las masas, pero con esa fórmula es imposible. Yo apostaría por decir que los banqueros son unos hijoputas.

- A colación de lo anterior, he leído panfletos que para mí han sido difíciles de interpretar. No es que no sepa leer, es que un escrito lleno de equis donde deberían ir oes, resulta caótico. Ya me diréis cómo se lee en voz alta un texto que incluye a lxs banquerxs, lxs compañerxs o lxs políticxs. Es que ya no vale ni la arroba, joer. Escribir de esa forma es contraproducente para convencer a alguien. Por más razón que se tenga en el contenido, cualquier atisbo de seriedad desaparece automáticamente. ¡Y eso es lo que quiere el poder! ¡que no nos pongamos serios!

- El lenguaje políticamente correcto está lleno de trampas en las que podemos caer. El otro día se hablaba en una asamblea sobre la importancia que tiene la implicación de todos los ciudadanos. Hasta aquí, bien; pero alguien tomó la palabra para repudiar la palabra ciudadano porque excluía claramente a la gente de los pueblos. Vamos a ver… si piensas en la palabra democracia, el primer concepto que te viene a la cabeza es el de ciudadano. ¡Que se lo pregunten a los romanos! Podéis comprobarlo, por ejemplo, en la tercera acepción de esa palabra en la RAE:

3. m. Habitante de las ciudades antiguas o de Estados modernos como sujeto de derechos políticos y que interviene, ejercitándolos, en el gobierno del país.

¡Justo lo que queremos! ¡Ser ciudadanos! ¿Acaso Educación para la ciudadanía no se imparte en los colegios de los pueblos? ¿O qué pensabais, que allí se llama Educación para los gañanes y las gañanas? Hombre, por Dios.

Pero lo realmente peligroso, es que en esa asamblea se llegó a gastar tiempo (precioso tiempo perdido) en votar si había que utilizar o no el término ciudadano. Salió que no se utilizara por ser excluyente para los habitantes de los pueblos, y que había que sustituirlo por seres humanos. Don Emilio Botín debe de estar partiéndose de risa en su sillón de piel de ternerita púber.

Por favor, intentad no entrar en su juego. Ellos han dispuesto las herramientas necesarias para que no prospere ninguna iniciativa popular y, como sigamos usándolas, no conseguiremos nada. Lo que pedimos es demasiado importante como para andarse con gilipolleces.

Recordad que el lenguaje políticamente correcto nunca puede ser bueno porque lleva implícito el término político.

Como esto me está quedando muy largo, espero seguir mañana en una entrada nueva.

Sólo son sugerencias de la Academia. Un abrazo,

 

Mara Jade Garland

Vader y políticamente incorrecta

Si usted, incauto lector, ha caído aquí, debo advertirle: este post trata sobre eso que llaman “violencia de género”, pero se da la circunstancia de que Loca Academia de Vaders no es un blog políticamente correcto, así que si es usted de ésos que se escandalizan ante el lenguaje usado como herramienta de comunicación (o sea, para entenderse) y, además, se cree usted las estadísticas que se empeñan en meternos por los ojos, le ruego que se abstenga de continuar con la lectura y que nos deje en paz a los que nos gusta llamar a las cosas por su nombre. Seguro que hay miles de blogs que serán de su agrado. Siga buscando.

__________________________________________________________________________

Excelentísima Secretaria de Estado de Igualdad:

Le escribo en nombre de Loca Academia de Vaders, la academia que intenta formar a vaders y siths con el noble propósito de dominar el mundo, evitando de esta forma que ustedes acaben con él. Nos conocerá por otras cartas que le hemos enviado en el pasado, todas ellas muy interesantes pero que, a la vista de los resultados, deben estar en su cubo de la basura.

El motivo de este escrito es hacerle partícipe de nuestro asombro ante cierto artículo que encontramos el otro día en la edición digital de El País. Se titula ¿Violencia de qué? y lo firman Charo Nogueira y María R. Sahuquillo, dos señoras que, según parece, deben tener un odio atroz hacia todo aquello que haga pipí de pie; odio que, en nuestra opinión, se está fomentando de forma desmesurada. Para que no se me pierda, le voy a copiar el link del artículo en cuestión para que pueda usted leerlo si tiene tiempo:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Violencia/elpepisoc/20110408elpepisoc_1/Tes

No tiene desperdicio. Veamos algunas partes con detalle:

El avance de la igualdad genera un rearme del machismo – Un sector de opinión niega la gravedad de las agresiones sexistas y coloca a los hombres como víctimas – Un artículo en favor del ‘monstruo de la webcam’ dispara las alarmas

El artículo “en favor” del monstruo de la webcam al que las autoras se refieren, es una columna firmada por el farsante Salvador Sostres (y digo farsante porque no me creo que este tipo sea así, sino que ha fabricado un personaje polemizante con la intención de forrarse. Y de meter mierda, claro). Esta columna fue retirada de la edición digital de El Mundo tras recibir algunas quejas, así que ya no puede consultarse. Pues bien, en Loca Academia de Vaders sí lo hemos leído y podemos decir que, desde luego, no se trata de un artículo a favor de ese Sr. Monstruo, sino que, simplemente, da una visión de los impulsos que alguien puede tener ante ciertos estímulos y que, aunque lo deseable es controlarlos, nadie puede asegurar al 100% que conseguiría dominarlos. Desde la Academia nos parece, como poco, un pelín atrevido calificar esta columna como “en favor del monstruo de la webcam”, aunque nos duela dejar en buen lugar al impresentable Sostres.

Quizá nunca se había ido tan lejos al justificar un asesinato machista en los medios de comunicación. Y eso, en un país tan sensibilizado como España en la lucha contra la violencia que sufren las mujeres

¿La violencia que sufren las mujeres? Vamos a ver… si viniera de repente un extraterrestre y leyera eso, imaginaría que este mundo tiene un sector de la población, el de las mujeres, sometido a inimaginables vejaciones y que las estarían pegando allá por donde pasan. Si las autoras del artículo me lo permiten, debo rectificarlas: las mujeres NO sufren violencia. La prueba soy yo misma, que soy mujer y no la sufro. A mí no me pegan, en todo caso me pego con alguien, ¡por Dios! Además, conozco a más mujeres, fíjense ustedes, y les aseguro que tampoco sufren violencia. Posiblemente (seguro) haya personas que sufren violencia -mujeres entre ellas- pero ¡señoras! No pueden decir que las mujeres sufren violencia, igual que no pueden decir que las mujeres sufren dolores menstruales, cosa que sólo nos ocurre a algunas desgraciadas.

las medidas en pro de la igualdad real entre mujeres y hombres han generado un rearme del machismo. Este discurso, negacionista o que minimiza la violencia machista coloca a los hombres como discriminados por los avances de las medidas en pro de la igualdad real entre los dos sexos. Lo dicen los expertos.

Ah bueno, si lo dicen los expertos… En la Academia sí hemos detectado discriminación hacia los hombres. La Ley de Igualdad de Género contempla ciertas medidas muy evidentes, por ejemplo algo tan tonto como la desaparición de la presunción de inocencia en el caso de un hombre acusado de violencia por una mujer. Él es culpable y si tiene tiempo, ganas de meterse en líos y mucho ánimo, lo mismo hasta puede demostrar que es inocente. Sólo con esta medida, hemos pasado a darle a la mitad de la población unos privilegios que la otra mitad no tiene. Es normal en una sociedad enferma, pero totalmente reprobable en una sociedad sana. Por tanto, ya sabemos dónde estamos.

El artículo Revanchismo de género, de Enrique Lynch, que publicó EL PAÍS a finales de 2009 levantó una fuerte polémica. Criticaba una campaña contra la violencia machista y recordaba que a los maltratadores han sido gestados y formados por mujeres. Según la Defensora del Lector, ese texto generó un fuerte malestar entre los lectores e hirió "una sensibilidad que forma parte del núcleo central del periódico".

Lógico. Hay que hacer una campaña fuerte para asegurarse de que no se puedan tocar ciertos temas, no vaya a ser que a la gente le de por leer opiniones contrarias a la mía y, quién sabe, lo mismo hasta se me posicionan en contra. Retiremos de los medios todo lo que nos estorbe, y hagamos que sea el propio populacho el que demande esa retirada porque ya habremos conseguido que estén suficientemente sensibilizados con mi tema.

…los denominados posmachistas o neomachistas, hombres que niegan o minimizan la existencia de la violencia de género o aseguran que hay tantos asesinatos de mujeres como de hombres. Los mismos que llaman "feminazis" a las feministas. Aquellos que argumentan las denuncias falsas para echar por tierra una ley que ha conseguido 150.000 condenas en un lustro.

¿Perdón? ¿He leído bien? O sea, que el propósito de esa ley era CONSEGUIR condenas. Madre mía, ahora lo entiendo todo. Desde mi posición privilegiada de mujer, reconozco haber asistido a veces a conversaciones de mujeres hablando mal de sus maridos, y siempre ha salido el tema recurrente del gotelé: “cualquier día de éstos me raspo el brazo con el gotelé y se caga”. ¡Bien! A este ritmo CONSEGUIREMOS muchas condenas más.

Quizás sería interesante ver las características de esas 150.000 condenas porque, de todas ellas, es probable que alguna le haya correspondido a algún paisano que se haya visto en una situación de la que no ha podido salir. Esas cositas pasan y, sin medios para defenderte y con la presión social en tu contra, ya me dirás qué haces; porque lo normal, desgraciadamente, es tragar con lo que nos echen (véase, por ejemplo, eso que tenemos ahora que se llama crisis y cómo hemos tragado para que los bancos se rearmen). Pero vamos, que para poder bombardear con las cifras nos viene de rechupete.

Sra. Secretaria de Estado de Igualdad, yo quisiera preguntarles a todas ustedes -las mujeres que andan detrás de todo esto- si no tienen hermanos, padre, primos… personas muy allegadas pero de sexo masculino. Porque yo sí que tengo y siento que van a por los míos, ¿sabe?. No sé qué haría usted si uno de sus hermanos varones se topara con una pedorra y, por aquello de los estropicios que hacen las hormonas, decidiera tener tratos con ella. ¿Qué haría usted si el día de mañana a la pedorra le diera por deshacerse de su hermano pero aprovechara sus privilegios de hembra para arruinarle la vida? Yo lo tengo muy claro: ante el primer rasguño iría a por ella hasta las últimas consecuencias. ¿Pegarla? ¡Por supuesto que lo haría! Yo también soy mujer y, por eso, aún disfruto de la presunción de inocencia. Aparte de que lo peor que me ocurriría es que tuviera que pagar una multa, y lo haría gustosamente. ¡Menos mal que soy mujer!

Por cierto, como les sale enseguida el calificativo ése de “machista”, quisiera aclarar algo: no, no soy machista. De hecho soy una de las personas menos machistas que conozco. Estudié algo eminentemente masculino sólo porque era algo eminentemente masculino y me veía capacitada para demostrar que podía dedicarme a ello como cualquier señor. Y así lo hice: soy de la constru. He trabajado en la obra haciendo de todo (excepto lo que puede que hicieran ustedes). Cuando he buscado trabajo, al dedicarme a un ámbito eminentemente masculino, en ocasiones he encontrado ofertas de empleo en las que se especificaba que no querían mujeres. ¿Sabe lo que he hecho? Mandarles mi curriculum y decirles en la carta de presentación que ellos se lo perdían, pero que servidora no trabajaría para esa empresa ni por todo el oro del mundo porque eran gentuza. También, en alguna ocasión, he llegado a llamar por teléfono a alguna empresa sólo para insultarlos. Se lo merecían. Pero ustedes no son mejores que ellos. Si quieren luchar por la igualdad, les recomiendo que hagan algo útil, como por ejemplo trabajar en la constru, como yo. ¡Den de llana y demuestren que no temen que se les rompa una uña! Pero, por favor, dejen ya esto que están haciendo. Se están convirtiendo en unas terroristas para la convivencia humana.

Señora mía, creo que ni siquiera están teniendo en cuenta a las mujeres a las que de verdad pegan palizas (en la Academia lo llamamos así ¡qué le vamos a hacer!). Mujeres que, en muchos casos, se encuentran paralizadas ante una situación que las ha superado y son incapaces de reaccionar. Ellas no se merecen esta banalización del tema, con cifras absurdas en los telediarios y chonis venenosas que cuando pretenden interponer una demanda de divorcio, sugieren alegar que su ex las maltrata psicológicamente (es lo que tiene que se haya puesto de moda la pintura lisa; cada vez hay menos gotelé). Todo por machacar a alguien a quien, supuestamente, han querido. ¿Y por qué? Porque pueden.

Pero, sobre todo, recuérdelo: dejen en paz a los míos.

Dios guarde a usted muchos años,

Mara Jade Garland

(Mujer y Vader)

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 89 seguidores